Google+ Barcelona: Las crónicas de Thot: La puerta templaria de Barcelona

jueves, 10 de febrero de 2011

La puerta templaria de Barcelona

La puerta templaria de Barcelona
La puerta templaria de Barcelona
Había leído sobre su existencia. Mi fascinación por la historia de los templarios la convirtieron desde un principio en un objetivo claro de mi cámara. Por ello dedico mi primera entrada oficial a la puerta templaria de Barcelona.
Está ubicada en el carrer Timó, en pleno barrio gótico, y es de los típicos sitios que te pasan desapercibidos a menos que la estés buscando adrede. Habitualmente encontrarás la calle cerrada al paso con una verja debido al vandalismo callejero, aunque puedes tener la suerte de encontrarla abierta, como a mí me pasó.

La historia nos cuenta que Jaime I, hijo del rey Pedro II de Aragón, fue hecho prisionero tras la muerte de su padre en la batalla de Muret (13 de septiembre de 1213) ante las tropas cruzadas y las de Felipe II de Francia lideradas por Simón IV de MontfortAún de corta edad, fue educado hasta los 9 años por los templarios en el castillo de Monzón. Ya de mayor, éstos le ayudaron en la conquista de Mallorca, Valencia y del reino de Murcia. Jaime, agradecido, les dio posesiones y, en el caso que nos ocupa, autorizó a que se abriera una puerta a través de la muralla de Barcelona que diera acceso directo a la encomienda templaria que ocupaba el espacio de las actuales calles Ataülf, Sobrediel, Avinyó i baixada de Cervantes.